Salón pequeño de inspiración nórdica

Salón pequeño de inspiración nórdica

Decoración de un salón pequeño con un diseño sencillo inspirado en el estilo nórdico, con paredes, carpintería, muebles y elementos en colores neutrales que logran una ambientación sobria pero acogedora.

Paredes blancas, suelos de madera clara y muebles en colores neutrales crean un salón con decoración nórdica

Los muebles son pocos y la mayoría de tamaño reducido, lo que facilita moverlos de acuerdo a las diferentes necesidades. El sofá de 3 cuerpos tapizado en tela gris es el elemento de mayor tamaño dentro del salón, situado sobre la pared frente a la chimenea, entre una abertura y la ventana.

Los accesorios decorativo se mantuvieron al mínimo con algunos cuadros y objetos varios ayudando a que el salón parezca más grande

Como mesa de centro se optó por un conjunto de mesas auxiliares redondas en distintos estilos, añadiendo dinamismo a la decoración al romper con el predominio de las formas rectangulares a la vez que optimiza el uso del espacio. La alfombra clara de fibras naturales enmarca el sector y aporta calidez.

Accesorios decorativos suman colores y texturas diferentes a la decoración del salón

Los accesorios también son pocos pero generan impacto sumando colores y texturas a la decoración. Sobre una de las mesas de centro, macetas de formas geométricas con cactus.

Muebles pequeños auxiliares con múltiples usos permiten configurar fácilmente el espacio de acuerdo a las diferentes necesidades

Otra mesa auxiliar baja y pequeña que prácticamente no ocupa lugar y puede utilizarse tanto como superficie de apoyo de objetos o de apoya pies.

Chimenea antigua renovada como centro del salón

La antigua chimenea renovada es el detalle arquitectónico más importante del salón, alrededor del cual se distribuyeron los muebles de manera funcional. Con la clásica combinación de colores blanco y negro, acentúa el estilo nórdico de la decoración.

La chimenea es la protagonista del salón alrededor de la cual se distribuyeron los muebles

Un gran cuadro apoyado sobre la chimenea refuerza el efecto visual de este sector, acompañado por accesorios de diseño minimalista.

Accesorios decorativos sobre la chimenea

El uso de colores neutrales y en poca cantidad transfiere automáticamente una cuota de estilo nórdico a la decoración

Al mantener una paleta de colores bien reducida se logra crear una decoración que inspira armonía y sencillez. Los objetos de materiales naturales como la alfombra y el canasto junto a la chimenea, así como el suelo y terminaciones de madera, garantizan un espacio acogedor que invita a quedarse.

Mesas auxiliares de forma circular como mesas de centro. Al fondo, un sillón Eames DSW para cuando hay visitas

Junto a la chimenea y frente al sofá, un sillón Eames DSW de diseño clásico moderno funciona como mueble auxiliar cuando hay visitas.

Salón pequeño con decoración nórdica y muebles bien distribuidos

Vista general del salón pequeño con decoración nórdica.

Salón pequeño con decoración nórdica

 

Via happygreylucky.com

Deja un comentario