6 formas básicas para lograr una decoración de estilo nórdico en tu casa

6 formas básicas para lograr una decoración de estilo nórdico en tu casa

En esta publicación te contamos algunas formas simples para lograr una decoración de estilo nórdico en tu hogar. Algunos puntos son fáciles de aplicar y otros un tanto más difíciles, ya que requieren un cambio de costumbres.

En mi experiencia personal, lo más difícil fue el de dejar de acumular objetos y muebles innecesarios y sólo contar con lo básico. Fue duro desprenderse de ellos pero al final puedo decir que valió la pena y mi casa es mucho más cómoda, además de que la limpieza se ha hecho más fácil y rápida.

Paleta de color neutra

Para las paredes y grandes superficies como los techos y pisos, los colores neutros como el blanco, gris, arena o cualquier variante de esas tonalidades son las recomendadas para empezar a definir un estilo nórdico en la decoración. Para los pisos, las maderas son el material recomendado aunque también se pueden utilizar pisos de concreto alisado o baldosas, siempre en tonos neutrales y evitando aquellas con motivos. Lo importante aquí es no saturar y aportar colores más vibrantes mediante objetos decorativos, cuadros y elementos textiles.

Sala de estilo nórdico con paredes pintadas en gris claro

El blanco y el gris en las paredes es apto para todas las viviendas, pero especialmente funcional en apartamentos, sobre todo los de poco tamaño ya que tienden a hacer que las estancias parezcan más amplias visualmente. Un plus de utilizar estos colores es que prácticamente todo lo que tengamos va a combinar perfectamente con ellos.

Sala con paredes blancas y objetos en tonos neutrales

Sala de estilo nórdico con una pared pintada de color verde oscuro

Hace tiempo se han empezado a utilizar colores más oscuros para las paredes. Es una opción que queda muy bien pero más arriesgada ya que el color elegido tiene que combinar con todos los muebles y objetos existentes. Para estar seguros, conviene pedir muestras de todos los colores y aplicarlos en un pequeño sector antes de pintar todo. Otra opción válida y que queda de maravilla es sólo pintar una pared de color, como en la foto de arriba.

Muebles

Buscar muebles de líneas simples y livianos visualmente. Pueden ser una combinación de muebles en madera natural, tanto madera clara como oscura, con otros muebles en hierro, melamina y vidrio. Elegir telas lisas o jaspeadas para los sofás, optando por los estampados con más diseño y motivos como acento decorativo extra. La idea aquí, como en el punto anterior, es no recargar mucho la decoración.

En ambientaciones nórdicos, los muebles de madera con telas neutras son la mejor opción

Colores y texturas

Al crear espacios con colores neutrales, cualquier objeto colorido y con textura interesante cobrará mayor importancia y se destacará en la decoración. Lo bueno del estilo nórdico es que con muy poco se puede lograr mucho. Los cojines/almohadones, alfombras, mantas, cuadros y algún adorno pueden alegrar y cambiar completamente cualquier rincón, siempre con moderación. Elegir colores y texturas que aporten calidez a la decoración.

Aportar color con alfombras, cojines, plantas y cuadros

La alfombra, cojines y cuadros son la forma esencial de aportar color en interiores de estilo nórdico. Tienen una ventaja adicional poco considerada: cuando la moda cambia, tan solo reemplazando un par de objetos podemos mantener la decoración al día.

Plantas de interior

En todas las fotos de revistas y producciones de estilo nórdico vemos que siempre hay alguna planta que se destaca, agregando color a la decoración. Es una forma natural y económica de decorar. Lo bueno es que no hay un tipo de planta específico para estos casos y puedes optar por la que más te guste.

Plantas de interior en la decoración de estilo nórdico

En la foto de arriba, vemos como el verde de la planta se destaca de forma natural, alegrando y dándole vida al espacio de manera económica.

Minimalismo

La idea de espacios minimalistas viene de la mano del concepto de no saturar y es clave en la decoración nórdica. Tratar de mantener la cantidad de muebles al mínimo nos garantizará estancias más espaciosas y cómodas. Cada mueble debe tener una función específica, y si no la tiene es probable que podamos prescindir de ellos.

Espacios ordenados y con pocos muebles ayudan a crear ambientaciones de estilo nórdico/escandinavo

La consigna “menos es más” es la clave. La ventaja de tener menos muebles es que se gana en amplitud y comodidad y podemos optar por muebles de mejor calidad y diseño.

Iluminación

Por último y no menos importante es privilegiar la luz natural evitando obstruir ventanas. Se recomienda utilizar cortinas y géneros muy livianos, también en colores neutrales. Para la luz artificial, siempre colocar las que provean de luz cálida en lugar de fría.

Fotos de Pinterest

Deja un comentario